¿Qué es el refuerzo positivo en los niños?

¿Qué es el refuerzo positivo?

El refuerzo positivo con la ayuda del elogio o recompensa puede ser una gran herramienta para dar forma a la conducta de tu hijo, de esta manera se centrará en las cosas buenas o en ciertos comportamientos que deben hacer y que se desean cumplir. Además, los refuerzos positivos también pueden ser una gran herramienta para la comunicación con los niños y para transmitir valores que son importantes socialmente.

Ejemplos de refuerzo positivo en la educación de los niños:

Anima a tu hijo en sus actividades cotidianas
Las recompensas verbales tienen que ocurrir cuando la acción está ocurriendo para que tenga un mayor impacto. Los elogios verbales harán que se sienta más motivado para seguir haciéndolo bien y que en el futuro, lo haga de forma innata.

Reconoces sus esfuerzos
Si las comidas son una batalla, refuerza a tu hijo animando a comer el último bocado, aunque no coma nada más. Puede ser tentador sobornar a los niños con el postre si se come toda la cena o la comida, pero puede ser contraproducente. Es mejor hacer hincapié en los momentos en los que el niño realmente se está esforzando por comer su comida y después si se le da postre, que no tenga nada que ver.

Festeja su buena conducta
En lugar de regañar a tu hijo 20 veces seguidas para que se cepille los dientes, es mejor reforzar las conductas adecuadas que conducen hasta el cepillado de los dientes. No es buena idea alabar después de una discusión porque entonces estarás reforzando la discusión… Dale órdenes con lo que tiene que hacer paso por paso y elogia cuando lo hace. Por ejemplo, si se le explica que es el momento para ir a cepillarse los dientes y tu hijo va hacia el baño usa el elogio verbal por iniciar el proceso.

¡Estás haciendo un gran trabajo!
Cuando veas que tu hijo empieza su tarea de forma independiente puedes utilizar el refuerzo positivo verbal como una forma para animarle a seguir haciéndolo diciendo algo como: ‘Estás haciendo un gran trabajo comenzando por ti mismo’. Si por ejemplo dices cosas como: ‘Eres muy inteligente’ o ‘Lo estás haciendo muy bien’, es menos eficaz… Debes centrarte en el proceso de hacer la tarea y no en la forma en la que lo hace.

Valora el aprendizaje más que los resultados
Es necesario que te centres en el camino y no tanto en la meta. Es necesario que los niños se den cuenta que se alaba el esfuerzo y que lo que aprende por el camino es más importante que los resultados. No caigas en el error de no elogiar a tu hijo si no saca buenas notas en un examen… Además, es importante no decirle a tu hijo cosas como: ‘Eres el mejor’ porque aunque creas lo contrario, podría dañar su autoestima si siente que siempre tiene que ser el mejor y que si es menos te sentirás mal por eso.

Vía: EtapaInfantil

Categories: Blog

Sé la primera en dejar tu comentario

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the socialchef internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*