Actividades físicas como complemento de una buena nutrición.

Actividades físicas como complemento de una buena nutrición.

La práctica de hábitos alimentarios correctos y ejercicio provocan que nuestro cuerpo se encuentre saludable. Son innumerables los beneficios que se adquieren al mezclar estos dos conceptos pues nuestra salud mejora en aspectos bio-psico-sociales. En los siguientes párrafos se explican los beneficios.

Todos debemos realizar ejercicio. “El ejercicio físico, es una actividad funcional de los músculos que tiende a regularizar las funciones orgánicas, ya que actúa como un estimulador, sobre todo si se realiza con gusto y alegría”. (Salas, 2004: 205).

Un niño sigue el ejemplo de sus padres y hoy en día algunos niños se rodean de un ambiente sedentario debido a los horarios laborales, el uso de la tecnología y automóvil. Al realizar nosotros algún deporte comenzamos a fomentar el gusto en el niño. Estas actividades deben ser adecuadas para cada edad y con los niños podemos comenzar con actividades al aire libre como correr, caminar, pasear al perro o algún juego. También hay niños que desde “…muy pequeños muestran interés por algún deporte, en este caso, podemos darle los elementos y el apoyo para comenzar a practicarlo…” (Esqueda, 2012: 6).

La simple práctica del deporte beneficia a nuestro cuerpo y si se realiza en grupo o con familiares ayudamos a fortalecer la comunicación, el trabajo en equipo, se estimula la creatividad, incentiva competitividad, entre otras cosas. También ayuda a forjar la disciplina favoreciendo el desarrollo de las facultades físicas, intelectuales y morales:

  • Promueve el mejoramiento económico, social y cultural de un pueblo.
  • Contribuye a mejorar la convivencia humana.
  • Exige una buena alimentación.
  • Mejor a la interacción social a través de participar en un equipo deportivo.
  • Mejora rendimiento escolar.
  • Ayuda a formar el carácter.

Por todo lo dicho con anterioridad la práctica de algún deporte y el hacer ejercicio ayuda a mejorar los hábitos alimentarios ya que con el cambio de actividades nos vemos en la necesidad de recurrir a otra alimentación y a aumentar el consumo de agua, además mantiene la mente ocupada y disminuye el mal comportamiento en los niños, en fin son muchos beneficios que se presentan con la práctica de estas actividades.

Referencias:

  • Esqueda, F., (2012). “La importancia de la actividad física en los niños”. INCformativa. 6. 6-8.
  • Salas, C., (2004). Educación para la salud. México: Pearson Educación.
Categories: Blog

Sé la primera en dejar tu comentario

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the socialchef internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*