5 errores a la hora de cocinar

Se trata de costumbres que tenemos y que, sin darnos cuenta, hacen que nuestra comida pierda nutrientes o se contamine.

1- No lavarse las manos
Aunque parezca obvio, es fundamental lavarse las manos antes de empezar a cocinar. Por higiene y salud, toda persona que vaya a manipular un alimento debe lavarse previamente las manos. Todos sabemos que las manos albergan gérmenes de todo tipo ya que con ella hacemos contacto con la mayoría de cosas.

Es importante lavar bien con agua y jabón antes de iniciar cualquier preparación. Así evitaremos que los gérmenes afecten los alimentos y la salud.

2- Utilizar productos de baja calidad
Los productos que utilizamos para cocinar juegan un papel muy importante a la hora de obtener resultados con la preparación de la comida.

En el mercado se pueden encontrar productos en muchas ofertas, pero no siempre lo más económico es lo más conveniente. Se debe procurar usar productos de buena calidad para que los resultados sean agradables y de mejor sabor.

3- No lavar los alimentos antes de utilizarlos
Este error suele ser más frecuente con unos productos que con otros. Se debe tener en cuenta que en el mercado los productos están expuestos a una serie de gérmenes y agentes que pueden causar descomposición y otros daños.

Lavar los alimentos, sobre todo en el caso de frutas y verduras, ayudará a limpiarlos para liberarlos de agentes dañinos antes de llevarlos a la mesa. Sin embargo, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, no se recomienda lavar las aves, la carne de res, el cerdo, el cordero o la ternera crudos antes de cocinarlos.

Las bacterias en la carne cruda y los jugos de aves de corral se pueden diseminar a otros alimentos, utensilios y superficies. A esto lo llamamos contaminación cruzada. Tampoco se deben lavar los huevos.

4- No leer antes la receta entera
No siempre toda la información está al comienzo de la receta, ¡y no quieres saltarte algunos pasos por no leer previamente! Lo mejor es leer la receta primero e ir seleccionando las ollas y sartenes que vamos a utilizar para luego enfocarnos en los ingredientes. Además, a veces puedes variar la receta si no te gusta algún sabor o tienes otras cosas en la heladera, pero para poder hacer ello debes saber bien por qué lo sustituyes y qué precisa la comida para poder hacerla con éxito.

5- No medir la cantidad de ingredientes
Estas medidas pueden variar de acuerdo a la cantidad de comida que se desea realizar, o dependiendo de la cantidad recomendada para la dieta de una persona.

Las personas no acostumbran tener un medidor de ingredientes en casa y casi siempre se van al cálculo con cada uno de ellos. Cometer este error es muy común y casi siempre tiene consecuencias. Se debe evitar alterar las cantidades de cada uno de los ingredientes, y optar por seguir las recomendaciones de la receta o plan alimenticio.

Categories: Blog

Sé la primera en dejar tu comentario

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the socialchef internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*