¿Qué le doy de tomar a mi hijo?

He escuchado algunas mamás a las que les han recomendado que su bebé empiece a tomar jugo desde los 6 meses, ¿las bebidas procesadas son lo mejor para sus hijos? Para responder a esto haré una pequeña comparación de las diferentes bebidas que existen.

En primer lugar encontramos el agua simple, así es, lo mejor es tomar 8 vasos de agua diariamente, indispensables para el bienestar de los seres humanos. A diferencia de los adultos, los niños requieren entre 4 y 6 vasos de agua al día. El tomar agua constantemente forma parte de un hábito alimentario que les servirá para toda su vida, ya que esto ayuda al organismo a eliminar toxinas, mejorar el metabolismo, evitar el estreñimiento, entre muchas otras cosas.

La leche es esencial durante la infancia ya que es rica en minerales como el calcio y fósforo pues ayuda en la formación de los huesos.

El café no se recomienda durante el embarazo y niñez, sin embargo en los adultos 3 tazas de café diarias equivalentes hasta 300 mg de cafeína no representan un daño a la salud, siempre y cuando tengamos hábitos de alimentación saludables. Por otro lado existen una gran variedad de tés e infusiones, algunos estudios revelan que cada persona reacciona de manera distinta a las diferentes sustancias que contienen estas bebidas, por ejemplo la teína nos permite concentrarnos con mayor facilidad.

A los adultos se les sugiere consumir una copa de vino tinto ya que éste contiene propiedades anticancerígenas y resveratrol, un antioxidante que ayuda a nuestro sistema circulatorio que a su vez protege el corazón. En niños no es recomendado por el contenido alcohólico en esta bebida.

En el caso de los jugos se deben consumir recién hechos para que conserven la mayoría de sus propiedades nutrimentales, sin embargo debemos limitar su consumo por el alto contenido energético que puede representar en nuestra dieta, además en el momento de extracción del jugo muchos de éstos pierden la fibra esencial para un buen funcionamiento del intestino.

Así como la industria de alimentos, la industria de bebidas en México y el mundo ha evolucionado indudablemente. De acuerdo con Toussaint (2012), en la actualidad la industria refresquera es una fuente de ingreso de más de 1 millón de pequeños negocios familiares y es fuente directa e indirecta de más 800,000 empleos en México.

Tiene un impacto económico, social y ambiental. Además existen diferentes mitos alrededor de los refrescos, sin embargo no cabe duda que contienen una gran cantidad de sustancias que en exceso afectan nuestra salud y pueden provocar obesidad. Estas bebidas pueden formar parte de estilos de vida activos y saludables pero no es lo ideal. Por otro lado los refrescos con edulcorantes (aspartame, potasio de acesulfame, eritritol, neotame, sacarina, sucralosa, stevia, entre otros) o bajos en calorías han sido ampliamente estudiados y están aprobados por las autoridades competentes.

A mi en especial me encanta hidratarme con agua simple que contenga trozos de fruta picada, pepino y albahaca para mejorar y cambiar su sabor, además me gusta el agua de jamaica con un poco de azúcar moscabado, así como el agua de limón. Respondiendo a nuestra pregunta inicial no recomendaría darle jugo a un bebé, mejor un poco de agua, leche y fruta lo menos procesada posible para que conserve sus propiedades nutrimentales.

Últimamente me ha gustado hacerme agua de limón con jengibre por ser fresca y nutritiva, para elaborarse se requiere hervir en un litro de agua 4 cm de jengibre, el jugo de 2 limones, lo enfrías y listo.

Fuente: Ana Vargas

Etiquetas:
Categories: Blog

Sé la primera en dejar tu comentario

Deja un comentario

Note: Comments on the web site reflect the views of their authors, and not necessarily the views of the socialchef internet portal. Requested to refrain from insults, swearing and vulgar expression. We reserve the right to delete any comment without notice explanations.

Su dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*